Comissions Obreres del País Valencià

Comissions Obreres del País Valencià
Primer de Maig 2016

viernes 29 de abril de 2016

El conflicto de Esmalglass

  • Comunicado del Sindicato Intercomarcal de Industria

Concentración ante la empresa

Concentración ante la empresa

El actual conflicto de Esmalglass se inicia en 2012, coincidiendo con la venta por parte del fondo de inversión inglés 3i, de su parte en el accionariado del grupo Esmalglass-Itaca, al fondo árabe de inversión, radicado en el paraíso fiscal de las Islas Caimán INVESCORP. INVESCORP compra no solo la parte de 3i sino también la de alguno de los accionistas minoritarios, pasando a controlar más del 51% de las acciones.
La empresa plantea en 2012 que tiene dificultades para aplicar el incremento salarial. No presenta documentación ni periodo de consultas para la  inaplicación y se compromete a regularizar salarios y pagar atrasos a final de año. La empresa tiene ese año unos beneficios de 17.965.302 € pero, con todo y con ello, no cumple y no regulariza ni paga atrasos. En 2013 se reproduce lo ocurrido en 2012 y CC.OO presenta conflicto colectivo. Al mismo tiempo los tres miembros del consejo de administración se autoconceden un incremento salarial de sus retribuciones del 60% (la misma cantidad que hubiese supuesto el incremento, pactado en el convenio colectivo, para todos los trabajadores/as de la empresa pero repartido entre tres personas).
En Julio de 2013 la empresa, consciente de que va a perder el juicio decide pagar atrasos (año y medio) y regularizar nóminas. Al mismo tiempo presenta escrito de inicio de periodo de consultas para una inaplicación. La mayoría del Comité perteneciente a UGT está de acuerdo con la misma y Comisiones Obreras participa en las negociaciones para mejorar las condiciones. En 2013 los beneficios de la empresa suman 6.428.285€. La inaplicación estaba firmada hasta finales de 2014 (fecha en la que finalizaba el convenio colectivo).
A principio de 2015 la sección sindical de Comisiones Obreras solicita la regularización de tablas y el incremento de salarios. La empresa procede a regularizarlas sobre las tablas definitivas de 2014, pero no aplica el incremento  salarial de 2015.
 A finales de 2015 la empresa presenta escrito de apertura de periodo de consultas para el descuelgue del convenio colectivo y firma de un convenio de empresa.
El objetivo principal es firmar una reducción salarial para los existentes y unas condiciones salariales indignas y notablemente inferiores para nuevas contrataciones, la conversión de complemento fijos en variables para los antiguos ( como complemento personal, lo que significa que los nuevos no la cobrarían), la desaparición de la antigüedad como concepto (con lo que los nuevos tampoco la cobrarían) y la fijación de unos salarios de nuevo ingreso bastante por debajo de los antiguos (al no regularizar el plus convenio al año  de estar trabajando).
Visto lo ocurrido en anteriores procesos la empresa no argumenta mala situación; en 2014 los beneficios son de 31.467.938 €. Lo que argumenta es que el  resto de  empresas del grupo (Itaca y Fritta) tiene unos costes laborales inferiores. Que el fondo de inversión que es el propietario, a pesar de que tiene elevados beneficios,  les ha exigido una reducción de costes laborales y que o la consiguen así o despedirán a gente.
En esta negociación, por primera vez, y tras un largo y complicado proceso de negociación la mayoría de la plantilla y del comité rechaza la propuesta de la empresa.
Eso significa que la empresa tuvo que aplicar el incremento de 2015 y pagar los atrasos.
 Al principio de 2016 la empresa empieza a realizar contrataciones (sobre 30 nuevos contratos) y al mismo tiempo no aplica el incremento pactado para este año, por lo que CC.OO. pide por escrito  el incremento salarial y el pago de atrasos.
La respuesta  de la empresa ha sido despedir a 19 trabajadores. El argumento que da es una caída de la facturación durante un trimestre. Esa caída de facturación coincide con un error de dirección que tiene como consecuencia una partida de material en malas condiciones y un incremento de las operaciones con otras empresas del grupo (Esmalglas ya amenazó anteriormente con desviar parte de la producción a Itaca o a Fritta). Las operaciones financieras entre empresas del grupo, la compra de materiales o servicios entre las mismas y la prestación de servicios de personal de Esmalglass en las otras o para las otras empresas del grupo posibilita jugar con los balances como interese en cada momento.
Por parte de los afectados se han presentado las oportunas demandas  y, junto con Comisiones Obreras, se han convocado movilizaciones exigiendo la readmisión (concentraciones en la puerta de la empresa de lunes a viernes de 13 a 15 horas y los lunes frente al ayuntamiento de Vila Real de 19 a 21 horas).  
 
 
 

El conflicto de Esmalglass

viernes 29 de abril de 2016