Comissions Obreres del País Valencià

Comissions Obreres del País Valencià
Primer de Maig 2016
Se firma el acuerdo social y económico

Se firma el acuerdo social y económico

El secretario general de CCOO PV, Paco Molina, destaca que el texto mejora los sistemas de protección social para pensionistas y desempleados, además de avanzar en importantes aspectos de negociación colectiva. El informe al Consell Confederal ha sido aprobado por mayoría.

Paco Molina ha declarado que la firma del Acuerdo Social y Económico (ASE) no es un punto de llegada ni el cierre de ningún conflicto con carácter general y definitivo: "Es un acuerdo importante en un contexto muy complicado, pero las necesidades básicas de impulso económico, de empleo y de financiación no han cambiado, tres elementos imprescindibles para generar la confianza que requiere una buena recuperación". Así lo ha expresado durante la celebración del Consell Confederal de CCOO PV, máximo órgano entre congresos del sindicato, que ha respaldado su informe general (91 votos a favor, tres en contra y una abstención).

Molina ha explicado que con la firma se ha pasado de una propuesta gubernamental de 67 años de edad general de jubilación y con carácter obligatorio, a una propuesta flexible de carreras contributivas largas y carreras más cortas, atendiendo penosidad, peligrosidad y toxicidad, empresas en crisis, jubilaciones anticipadas, de relevo y voluntarias anticipadas, con nuevos derechos para jóvenes, madres y padres.

Protección social al desempleo
Además de las pensiones, Molina ha destacado que en el acuerdo los sindicatos han recuperado la protección social para desempleados mediante un programa de carácter estatal, sujeto a la ausencia de ingresos y gestionado por los servicios públicos de empleo: la ayuda de 400 euros por seis meses, sin límite de edad y vinculado al itinerario personal de cada desempleado mediante las políticas activas de empleo. En el País Valenciano, los niveles de protección social están alcanzando cotas muy graves: sólo el 32% de las personas desempleadas cobra prestación contributiva, el 33% percibe algún tipo de subsidio y el 35% no ingresa ningún tipo de prestación. "Podemos afirmar con rotundidad que en el País Valenciano, el 68% de los parados vive por debajo del umbral de la pobreza", ha manifestado.

Por lo que respecta a la negociación colectiva, el principio de acuerdo al que se ha llegado contiene, según Molina, dos elementos clave: establece que la negociación es una cuestión de acuerdo de empresarios y sindicatos y la otra es que serán los convenios estatales, sectoriales o, en su defecto, autonómicos los que determinarán las materias y contenidos a negociar en cada ámbito. Se abandona la propuesta de eliminar la ultraactividad y la de llevar al ámbito de la empresa la negociación de los convenios.

"Conflicto abierto por la reforma laboral"
No obstante, el secretario general de CCOO PV ha afirmado que la reforma laboral impuesta sigue siendo un conflicto abierto. A pesar de que existe un avance considerable en la exclusión de las causas objetivas de previsión de pérdidas en los ERE, CCOO seguirá adelante con el proceso de Iniciativa Legislativa Popular para cambiar una Ley regresiva en derechos y protección social, que no ayuda a eliminar la dualidad del mercado de trabajo y que lo único que consigue son despidos más baratos. Durante 2010, la contratación temporal en el País Valenciano ha crecido un 61.600 contratos, mientras que la indefinida disminuye en 8.593 contratos respecto a 2009. De estos contratos indefinidos, tan solo el 56% lo son a jornada completa. Por tanto, la reforma no consigue sus objetivos.

Molina ha puntualizado que la firma del acuerdo no implica de ninguna manera que todo esté resuelto y alcanzado: "Continuamos teniendo gravísimos problemas en el mercado de trabajo, en la cantidad y la calidad del empleo existente y el que se genera, en un horizonte de escaso crecimiento, de falta de financiación, de amenazas financieras y exigencias de nuevos recortes y sacrificios sociales".

El dirigente sindical ha afirmado que en 2011 se puede continuar destruyendo empleo, eso sí, a tasas menores y con cierta recuperación en algunas actividades productivas muy concretas, sobre todo aquellas ligadas al dinamismo del comercio exterior. En este sentido, la industria se ha convertido, junto con algunas del sector servicios (transporte, hostelería o comercio) en las actividades "arrastre" en la recuperación de los niveles de empleo. Que la recuperación sea más o menos intensa y alcance a la mayor parte de nuestro territorio, va a depender de la capacidad competitiva que muestre nuestro deteriorado tejido productivo en el exterior: "De ahí la importancia de relanzar las políticas industriales como objetivo estratégico de la recuperación económica, tal y como hicimos con la firma de la Estrategia de Política Industrial de la Generalitat Valenciana", ha señalado.

Para concluir, Molina se ha referido a la privatización de las Cajas de Ahorro como una pérdida muy elevada para nuestra estructura productiva y para el desarrollo de nuestras comarcas: "Se ha optado por regalar a los grandes grupos financieros un instrumento económico básico para el desarrollo territorial, sin replantearse otras posibilidades que recuperaran el sentido político, económico y, sobre todo, social de las Cajas de Ahorro".

Se firma el acuerdo social y económico

Documentos relacionados

Manifiesto castellano
Manifest valencià