Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO País Valencià

Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO País Valencià
Congreso virtual Enfermería

lunes 3 de julio de 2017

Artículo de opinión

Mucho ruido y pocas nueces en la Conselleria de Sanidad: las expectativas de cambio se diluyen tras dos años

Hace ya dos años del nombramiento de Carmen Montón como consellera de Sanidad, un cambio que generó expectativas de mayor democracia, participación y transparencia en la gestión de la sanidad valenciana y que, en el ecuador de la legislatura, valoramos como decepcionantes.

En lo referente a la política sanitaria, destacamos dos de las medidas adoptadas tan progresistas como necesarias: por un lado, la decisión de no prorrogar el "Modelo Alzira"; por otro, la universalización de la Sanidad, derogando así una de las medidas más antisociales del gobierno del PP.
 
Sin embargo, echamos en falta un posicionamiento claro por parte de la consellera en cuanto al modelo de gestión sanitaria. Sorprende la contradicción existente entre la defensa de la gestión pública y la renovación de los contratos de licitación de servicios privatizados como hemodiálisis, los servicios generales de los hospitales públicos o la indefinición en cuanto a la renovación del contrato de resonancia magnética que finaliza en 2018.
 
El anuncio de la reversión del departamento de La Ribera se ha visto empañado por la incapacidad de la Administración de transmitir un mensaje claro sobre la estrategia a seguir en este proceso y, por algunas declaraciones disparatadas, por parte de representantes de la Conselleria, que han sembrado incertidumbre en la plantilla poniendo en peligro una transición pacífica del modelo.
 
En cuestiones de carácter laboral, nuestro análisis de estos dos años no es positivo aún teniendo en cuenta la grave situación normativa que dejó como legado la administración del PP. Los objetivos alcanzados son insuficientes y la estrategia de negociación de los responsables de Sanidad inadecuada.
 
En este apartado hemos alcanzado importantes acuerdos; el Pacto de Legislatura para la reducción de la temporalidad, el I Plan de Igualdad, el Decreto de Selección y provisión o el Plan de Ordenación de Recursos Humanos, este último con el rechazo de CCOO.
 
Sin embargo, persisten graves carencias en la regulación de condiciones laborales que lastran y enrarecen el clima laboral y que la actual Administración no ha podido o no ha querido afrontar. Nos referimos a la necesidad de una nueva regulación de la bolsa de trabajo que impida la arbitrariedad en la contratación; a la adaptación del sistema retributivo, jornada laboral y permisos (totalmente obsoletos) a la realidad de la jornada laboral actual; a la negociación de un sistema de productividad  participativo y transparente que incluya al conjunto de profesionales gestionados por la Conselleria; a la normalización de las condiciones laborales del personal de de Salud Pública; y a la eliminación de la penalización retributiva que sufren las trabajadoras en la adaptación o cambio del puesto derivado de los riesgos presentes en situación de embarazo o lactancia, etc.
 
Además, destacamos el retraso injustificado en la negociación de la inclusión del personal interino a los sistemas de carrera y desarrollo, materia comprometida en la Ley de presupuestos de la Generalitat y que forma parte del Acuerdo de la Mesa General. Esto choca frontalmente con la diligencia mostrada por la Administración para la inclusión en esta misma Ley y su aplicación posterior, de otras medidas por las que se congela el salario del personal de los consorcios sanitarios, vulnerando el derecho a la negociación colectiva.
 
Así mismo, nos parece grave la descoordinación entre los diferentes niveles de la Conselleria, demorando el desarrollo de la negociación e incluso adoptando medidas que afectan a las condiciones laborales del personal y obviando la negociación preceptiva en Mesa Sectorial, algo injustificable en una Administración que se define como progresista.
 
En conclusión, tras dos años al frente de la administración sanitaria urge que Carmen Montón asuma su responsabilidad al frente de la Conselleria y tome las riendas. Desde la FSS CCOO-PV le instamos a que cese en su empeño por mantener presencia en los medios de comunicación, asegure el cumplimiento de la ley en materia de negociación colectiva, impulse de una vez medidas que supongan un avance en las condiciones laborales del personal y una mejora en las prestaciones sanitarias. Todo, en consonancia con lo que se espera de un Gobierno progresista.
 
Rosa Atiénzar
Secretaria general de la FSS CCOO-PV
 

Mucho ruido y pocas nueces en la Conselleria de Sanidad: las expectativas de cambio se diluyen tras dos años

lunes 3 de julio de 2017

Áreas temáticas relacionadas

Noticias - Actualidad